Itinerario del viaje por Filipinas y Cuándo ir

Cuándo ir

En Filipinas, cuando llueve… LLUEVE. Las calles se inundan, algunas rutas quedan intransitables y los mares se ponen peligrosos. Para evitar todo esto, la mejor época para viajar a Filipinas es entre Septiembre y Mayo. También considerá que Filipinas es un país extremadamente católico, y para la época de Navidad y Semana Santa te va a ser muy difícil encontrar disponibilidad en los transportes y alojamientos (además de que los precios van a subir). No sólo los turistas locales viajan en estas fechas, sino que también es cuando vuelven muchos de los más de diez millones de filipinos viviendo en el exterior… ¡¡¡agarrate!!!

La temporada de lluvias es entre Junio y Septiembre. No es que no se puede ir a ninguna parte del país, pero sí vas a tener que ser muy flexible ya que las cancelaciones de los ferrys o buses a causa de las lluvias son frecuentes.

¿Querés un día como éste? ¡Entonces no viajes durante la temporada de lluvias!

¿Querés un día como éste? ¡Entonces no viajes durante la temporada de lluvias!

Nuestro viaje

Recorrido por Luzón

Recorrido por Luzón. Clíck para agrandar

Recorrido por Palawan. Clíck para agrandar

Recorrido por Palawan. Clíck para agrandar

Recorrido por Panay, Guimaras y Carabao. Clíck para agrandar

Recorrido por Panay, Guimaras y Carabao. Clíck para agrandar

El 27 de Enero de 2013 pisamos Filipinas por primera vez, un país que habíamos planeado visitar hace dos años pero que la temporada de lluvias (muuuuchas lluvias) nos hizo cambiar de planes. Esta vez pisábamos Manila con el clima ideal, bajando del gigantesco avión de Saudia Airlines que nos había traído desde Italia para sumergirnos en el caos de la capital filipina. Cambiamos el chip inmediatamente, ya estábamos de vuelta en Asia, donde más cómodos nos sentimos. Chau pizza é gelato, hola arroz y halo haloPasamos tres noches alojados en la casa de Hannette, la primer local que nos abrió las puertas en este viaje Eliminando Fronteras. Manila es una ciudad de la cual la mayoría quiere escapar apenas la pisan, sin darle oportunidad a presentarse. A nosotros no es que nos haya causado la mejor impresión honestamente, pero nos tomamos unos días para conocerla un poco más. Leer artículo Manila, sonrisas en el caos”.

Camino al Norte de la isla de Luzón, frenamos por una noche en Ángeles, el centro de la prostitución del país. No es que llegamos en busca de turismo sexual, sino para ver qué hay más allá de la Walking Street. Y más allá nos encontramos con Darby y su hospitalaria familia, quienes nos recibieron como a invitados de honor. Leer artículo En la ciudad de Ángeles, faltan los santos”.

Ángeles más allá de la prostitución

Ángeles más allá de la prostitución

El viaje siguió por Baguio (2 noches) donde tuvimos que ponernos los buzos por primera vez. El clima de montaña no duraría mucho tiempo, el siguiente destino fue la pintoresca ciudad de Vigan (2 noches) con su casco histórico colonial declarado Patrimonio de la Humanidad. Pocos turistas llegan hasta el Norte de Luzón, pero tanto nos habían recomendado las playas de Pagudpud que fuimos a ver de qué se trataba. Un gran acierto sin dudas, una perfecta playa sin gente a la vista en donde acampamos por 2 noches. De camino no podíamos perdernos la iglesia de Paoay, una de las cuatro del país reconocidas por la UNESCO y Batac, el pueblo donde se expone el supuesto cuerpo del controvertido ex presidente Ferdinand Marcos (un muñeco de cera para la gran mayoría de los que lo vimos). ¿Ya viste el video “Playas de Filipinas”?

La Cordillera (Centro de Luzón) sería la próxima zona a explorar. Para llegar tuvimos un largo viaje a dedo en dos días distintos, frenando en la ciudad de Santiago donde pasamos la noche en la sala de conferencias de un iglesia. Al día siguiente llegamos a Batad, donde Dani tuvo una ceguera repentina y tuvimos que correr al hospital. No se pierdan “Las terrazas de arroz que valen un ojo de la cara” para entender de qué les estamos hablando. Después de este inesperado altercado volvimos (a dedo con un parche en el ojo) para continuar con lo que habíamos dejado incompleto. Otra vez a las colinas de la Cordillera, pasando una noche en su centro turístico Banaue del que preferimos escapar. Encontramos la tranquilidad que buscábamos en un pequeño y apacible pueblo llamado Hapao, donde pasamos otra noche acampando en el jardín de una dulce local. Pueden leer esta historia en Hapao y la magia de los pueblos fuera del mapa”.

Sagada es otro de los destinos turísticos con mucha publicidad en el país. Los locales lo aman por su clima fresco, una rareza en Filipinas. Para nosotros no tuvo nada especial, y después de dos noches seguimos ruta. En nuestro camino de regreso a Manila para tomar el ferry a Palawan, frenamos por una noche en Timbac, una diminuta comunidad entre las montañas cercana a Kabayan, donde acampamos en una antigua plantación de arroz. Otra noche en Baguio con nuestra amiga Cherry y una más en Ángeles, donde esta vez sí caminamos ida y vuelta por la infame Walking Street para escribir el posteo En la ciudad de Ángeles, faltan los santos”.

Las callecitas de Vigan tienen ese... ¡qué se yo, viste!

Las callecitas de Vigan tienen ese… ¡qué se yo, viste!

Otra vez en Manila, uffff… pero las cosas cambian cuando te reciben en la Casa del Sillón Rojo, como la llaman un grupo de cinco amigos que se mudaron de sus respectivas casas a este departamento para poder recibir invitados de Couchsurfing.

Tras una pequeña demora de 18 horas (tuvimos que pasar la noche en el puerto), finalmente zarpó el ferry de la compañía Atienza hacia Corón. En 18 horas llegamos a destino, sí, la misma cantidad de horas de viaje fueron las que estuvimos demorados… ¿ya leíste “10 cosas que odio de tí, Filipinas”?

Recorriendo Palawan de Norte a Sur estuvimos 20 días. Nos tomamos nuestro tiempo, pero es que hay mucho para ver. Si querés conocer en detalle los lugares que recorrimos en Palawan, no te pierdas “Palawan: guía para viajar de lo turístico a lo oculto“, viene con mucha información sobre lugares pocos conocidos pero que están entre nuestros preferidos del país.

Cuarenta horas de ferry parecieron pocas gracias a la parada intermedia en la hermosa isla de Cuyo.  Conocé este pequeño punto en el mapa donde supuestamente no había nada para ver leyendo Cuyo y la relatividad del ahí no hay nada”.

Iloilo, capital de la isla Panay, tal vez no sea la ciudad más linda de Asia, pero la buena compañía pudo más otra vez. Bambi y su familia fueron nuestros anfitriones por tres días, y seguramente todavía se deben estar preguntando cómo es que no somos católicos viniendo del país del nuevo Papa.

A escasos 4 kilómetros en barco está Guimaras, la isla de los mangos más dulces de Filipinas, o bueno al menos eso dicen. Pudimos comprobar que son dulces y jugosos de verdad, pero tendremos que hacer varios viajes más por el país para poder darle el título. Pasamos dos noches acampando en la isla, desde el Sur en Guisi donde está el famoso faro, hasta el Norte en Navalas donde la antigua iglesia española de 1880 es la gran atracción. Ni faros, ni iglesias, lo mejor de Guimaras son los mangos y el ambiente relajado de los pueblos.

Enceguecedor atardecer en  Guisi, Guimaras

Enceguecedor atardecer en Guisi, Guimaras

De vuelta en Panay, nos cruzamos toda la isla a dedo hasta llegar a Caticlán a la noche. Desde acá es donde salen los barcos a la extremadamente turística Boracay, pero no sería esta isla justamente la que nos llame la atención, sino una más pequeña y mucho menos visitada llamada Carabao. En Carabao una couchsurfer hizo una aparición inesperada cuando buscábamos sin éxito un lugar donde quedarnos. Viendo nuestro cansancio, una chica se acercó a hablarnos. Tras unos minutos de conversación nos preguntó: “¿ustedes son miembros de Couchsurfing?” “¡Síiii!”. Así fue que sin esperarlo Phoebe nos consiguió una habitación gratis en el centro de informes de la isla, totalmente vidriada y con balcón a la playa, donde dormimos las tres noches que estuvimos ahí, con el bramar del mar de Sibuyan como canción de cuna.

Antes de volver a Iloilo pasamos una noche en Miagao, donde se encuentra otra de las iglesias del país que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad. Ésta es sin dudas la más espectacular de las tres que vimos.

Con Phoebe y Fabián (aunque no lo crean tiene más de 80 años), nuestros amigos de Carabao

Con Phoebe y Fabián (aunque no lo crean tiene más de 80 años), nuestros amigos de Carabao

Durante nuestra estadía en Filipinas se desató un conflicto armado entre el Sur del país y Sabah (Borneo malayo). Todos los barcos que unían Zamboanga con Sabah fueron suspendidos y eso nos obligó a tener que comprar un vuelo para poder seguir viaje. La única conexión internacional marítima que tiene Filipinas es con Sandakan, al Oeste de Borneo, justamente en el lugar del conflicto.

Duración de la visa: 59 días (21 días visa gratis en arribo. Para visa de 59 días hay que aplicar con anterioridad). Para leer la información detallada acerca de las Visas y Vacunas para viajar a Filipinas, hacé click acá.

Estadía: 56 días

Islas recorridas: Luzón, Palawan, Cuyo, Panay, Guimaras y Carabao.

Nuestros recomendados: Vigan (Luzón), Nagtabon (Palawan), Cuyo y Carabao (Romblón).

Nuestros no recomendados: Manila, Baguio (Luzón), Banaue (Luzón).

Aclaración del recorrido: todos los viajes por tierra los hicimos a dedo, a excepción de los siguientes: Manila – Ángeles (bus 3 horas). Batad – Banaue – Hospital de Bayombong (jeepney, bus y ambulancia).

Nuestro itinerario, día por día:

27 de Enero:  Llegada a Manila

28 de Enero: Manila

29 de Enero: Manila

30 de Enero: Manila – Ángeles

31 de Enero: Ángeles – Baguio

1 de Febrero: Baguio

2 de Febrero: Baguio – Vigan

3 de Febrero: Vigan

4 de Febrero: Vigan – Pagudpud

5 de Febrero: Pagudpud

6 de Febrero: Pagudpud – Santiago

7 de Febrero: Santiago – Batad

8 de Febrero: Batad – Banaue (Hospital)

9 de Febrero: Hospital

10 de Febrero: Hospital – Banaue

11 de Febrero: Banaue – Hapao

12 de Febrero: Hapao – Sagada

13 de Febrero: Sagada

14 de Febrero: Sagada

15 de Febrero: Sagada – Timbac

16 de Febrero: Timbac – Baguio

17 de Febrero: Baguio – Ángeles

18 de Febrero: Ángeles – Manila

19 de Febrero: Manila

20 de Febrero: Manila – Corón

21 de Febrero: Corón

22 de Febrero: Corón

23 de Febrero: Corón – Ocam Ocam

24 de Febrero: Ocam Ocam – Corón

25 de Febrero: Corón

26 de Febrero: Corón

27 de Febrero: Corón – El Nido

28 de Febrero: El Nido

1 de Marzo: El Nido – Port Barton

2 de Marzo: Port Barton

3 de Marzo: Port Barton – Puerto Princesa

4 de Marzo: Puerto Princesa

5 de Marzo: Puerto Princesa

6 de Marzo: Puerto Princesa – Quezón

7 de Marzo: Quezón- Rizal

8 de Marzo: Rizal

9 de Marzo: Rizal – Napsan

10 de Marzo: Napsan

11 de Marzo: Napsan – Puerto Princesa

12 de Marzo: Puerto Princesa

13 de Marzo: Puerto Princesa – Cuyo

14 de Marzo: Cuyo – Iloilo

15 de Marzo: Iloilo

16 de Marzo: Iloilo

17 de Marzo: Iloilo – Guisi (Guimaras)

18 de Marzo: Guisi – Navalas (Guimaras)

19 de Marzo: Navalas – Iloilo – Caticlan

20 de Marzo: Caticlan – Carabao

21 de Marzo: Carabao

22 de Marzo: Carabao

23 de Marzo: Carabao – Miagao

24 de Marzo: Miagao – Iloilo

25 de Marzo: Iloilo – Manila

26 de Marzo: Manila – Denpasar (Indonesia). Fin del viaje por Filipinas

Marcando el Polo. Blog de viajes por Asia y Oceanía

4 Respuestas a “Itinerario del viaje por Filipinas y Cuándo ir

  1. Congratulations on your Phillipine trip. Soon enough, you will be reading my blog filled with pictures from Argentina and the entire South America. See you very soon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s