Palawan: guía para viajar de lo turístico a lo oculto

Palawan, una de las islas más visitadas por los turistas fue alguna vez conocida como “la última frontera”. La fama de lugares como El Nido y el Río Subterráneo tuvo su boom en la última década y, por el momento, no parece que vaya a frenar. La mayoría de los turistas se concentra en estos dos lugares y hace base en Puerto Princesa, lo que quiere decir que “la última frontera” todavía existe si nos salimos del rebaño.

En esta guía te contamos sobre estos lugares tan famosos, pero además compartimos nuestra experiencia por rincones donde un extranjero todavía es una rareza. De playas desoladas, pueblos polvorientos y rutas hostiles…

1- Corón 2- Ocam Ocam 3- El Nido 4- Sabang

1- Corón 2- Ocam Ocam 3- El Nido 4- Port Barton

Corón

Corón es, para muchos, la puerta de entrada a Palawan. Es la ciudad más grande de la Isla Busuanga y, a simple vista, puede no ofrecer la imagen de isla paradisíaca que el viajero espera encontrar en esta parte de Filipinas. Las calles son caóticas y la ciudad es bastante desordenada, pero es una buena opción hacer base y explorar las islas de alrededor.

¿Qué hacer?

La mayoría de los viajeros viene a Corón para ver la gran cantidad de buques hundidos en las aguas aledañas durante la Segunda Guerra Mundial, actividad conocida como wreck diving. Hay varios operadores para elegir pero, si pensás sumergirte más de un par de veces, verás que tu presupuesto viajero va a aumentar súbitamente.

Si bucear no es lo tuyo, igual te podés dar el lujo de observar la vida marina haciendo snorkelling. La forma más popular de hacerlo es en un “Island Hopping”, una excursión que te lleva a varias islas de alrededor, parando en puntos específicos para darte un chapuzón y disfrutar de lo que tenés frente a tus ojos. El precio de este tour es de 750 PHP por persona, incluyendo el almuerzo. Para muchos, es la mejor experiencia de Palawan, pero tenés que tener en cuenta que si vas en uno de estos tours, los boteros manejan el tiempo que podés quedarte en cada lugar. Es decir, si te enamoraste de la playa en una de las islas, vas a tener solamente menos de una hora para disfrutarla. Una buena opción es juntarse entre varios viajeros (alrededor de 6 u 8) y alquilar un bote por el día. Arreglan con el botero los lugares que quieren recorrer, y el tiempo que pasan en cada lugar lo deciden ustedes. Les va a salir más barato y van a disfrutarlo más.

Los atardeceres en Corón son algo mágico. Un buen lugar para verlo es en el puerto, donde el sol poniente se refleja en los botes amarrados creando una imagen de postal. Al día siguiente podés hacer un poco de ejercicio subiendo a esa colina que ves desde todos lados, la misma que contiene la cruz que vigila a la ciudad. Desde ahí arriba podés ver todo Corón (no es que sea muy grande, pero lo vas a poder ver todo) y además ver el sol caer tras las islas. Ideal para el último día de tu estadía. Calculá cuarenta minutos para llegar hasta la cima desde el centro.

Atardecer en Corón.

Atardecer en Corón.

Dónde alojarse

La mayoría de las guesthouses están ubicadas cerca del mercado. La más barata que encontramos fue L&M Inn, que resultó ser la que mejor relación calidad-precio ofrecía. La habitación doble con baño privado y wi-fi (a pesar de que ellos mismos nos dijeron que no tenían) sale 400 PHP, y está ubicado frente a la bahía, con vistas espectaculares hacia las islas al atardecer.

Cómo llegar

Desde Manila, salen barcos de Atienza Shipping Lines una vez por semana. El pasaje sale 1000 PHP por persona y, supuestamente, incluye comidas. Vale destacar que con “comidas” se refieren a un plato diminuto de arroz con dos pedacitos de carne y algunas verduras, así que es importante llevar alimentos extra. Los barcos de Filipinas se ganaron un lugar en el posteo “10 cosas que odio de tí, Filipinas” pero igualmente consideramos que es la mejor manera de viajar por el país.

Si los barcos te dan mareo, o estás apurado, también hay vuelos regulares de las aerolíneas SEAIR y Zest Air que hacen la ruta Manila – Corón.

Dónde comer como los locales

Corón no se caracteriza por ofrecer una gran variedad de comida, ni por tener un plato típico que te vuelva loco y lo quieras hacer en casa, pero en el mercado nocturno (ubicado junto al Centro de Información Turística en el centro de la ciudad) vas a poder probar los clásicos filipinos a una fracción del precio que pagarías en un restaurante o mismo en las karinderías. Hay para elegir, tenés puestos de “licuados” (las comillas van porque son 90% hielo); los que venden fritangas del tipo arrolladitos primavera, tofu o huevos duros crocantes; inasal (parrillada) y los que se especializan en sopas algo aburridas pero masarap (deliciosas) según los locales .

Ocam Ocam

Filipinas tiene muchas playas, muuuchas. Como todo producto que está disponible en abundancia, cada artículo pierde valor. Ocam Ocam es uno de ellos: hay tantas islas alrededor de Corón con playas espectaculares, que ésta ni siquiera se escucha entre las conversaciones de los visitantes. Y eso es lo que la hace especial.

Ubicada a tan sólo 70 km de Corón, Ocam Ocam es una de esas playas que te imaginaste cuando estabas tirado abajo del ventilador muerto de calor y cerraste los ojos: agua cristalina, palmeras, arena blanca y una amplia playa. Es el premio para los que se toman el esfuerzo de recorrer una ruta casi en su totalidad de tierra, con pozos que parecen cráteres lunares y polvo, mucho polvo. Eso sí, cuando llegues preparate para relajarte: vas a tener la playa para vos solo.

Playa Ocam Ocam.

Playa Ocam Ocam.

¿Qué hacer si no estás durmiendo bajo una palmera?

Ocam Ocam es para ir a relajarse, nadar, llevar un buen libro, lonita y disfrutar de la soledad y del silencio. El atardecer en esta playa fue uno de los más lindos que vimos en todo el viaje.

Dónde alojarse

Si tenés una carpa podés preguntarle a alguno de los locales que vive frente a la playa si podés acampar en su jardín. Generalmente no tienen problema y son muy amigables. No podemos decir lo mismo de Asin, la dueña del único resort de la zona, quien nos atendió de muy mala manera. Para acampar en el parque del resort vas a tener que pagar 200 PHP, o sino optar por una de las cabañas. Asin se puso como loca cuando se enteró que nuestra amiga Miriam nos dejó acampar en su parque. Le hicimos pito catalán (¡qué viejo esto!) y seguimos disfrutando.

Cómo llegar

Desde Corón hicimos todo el recorrido a dedo. Es posible, pero no es una ruta muy transitada y, si bien son sólo 70 km, tuvimos que hacerlo en dos días, parando en Concepción a dormir. Como no tenemos apuro, no nos preocupamos mucho. Es más, hasta nos gusta cuando quedamos en estos pueblitos donde la gente se sorprende con nuestra presencia. Pero si tenés los días contados y ves que no pasa nadie, tal vez tengas que recurrir al jeepney.

Para ir en transporte público, podés tomar un jeepney desde Corón hasta New Busuanga, y de ahí caminar los 5 km que separan este pueblo de la playa. Si no querés caminar, podés tomar un tricycle… ¡vamos que son sólo cinco kilómetros!

Recomendación

Llevar comida y agua desde Corón. En Ocam Ocam no hay ningún restaurante/karinderia ni lugar donde comprar comida hecha (el pueblo más cercano está a 5km pero no tiene mucho). El resort supuestamente tiene un restaurante pero no tenía nada cuando fuimos.

¿Agua también tengo que llevar? Sí, hay tres kioscos frente a la playa, pero sólo tienen gaseosas. Eso se debe a la adicción que tienen los filipinos por estas bebidas gasificadas. Ahí vas a poder comprar algunas galletitas y comida enlatada. También podés conseguir cocos a tan sólo 15 PHP, que van a servirte de agua y alimento. Gilligan (el de la isla) lo dijo, “muchachos no se preocupen, con cocos podemos sobrevivir por un rato largo”.

El Nido

Amado por muchos, creemos que no hay un lugar en todo Palawan tan sobrevaluado como El Nido. No es feo, no, no estamos diciendo eso. Simplemente, para nuestro gusto, está demasiado desarrollado y Filipinas tiene muchísimos otros lugares con playas de la misma calidad pero sin la gente ni todo ese teatro armado para complacer a las almas extranjeras a cambio de sus tan necesitados dólares.

¿Qué hacer?

En El Nido las agencias de viaje se quieren encargar de buscarte actividades para todos los días de tu estadía. Hay tres opciones de Island Hopping, podés alquilar un kayak, bucear, etcétera, etcétera, etcétera. Si sos como nosotros que no te gusta que te manejen tu tiempo en un tour, preparate para alquilar un kayak y salir a recorrer la bahía o caminar los 4 km que separan El Nido de la playa Las Cabañas (podés tomarte un tricycle si no querés caminar), buscá una palmera que te dé un poco de sombra (cuidado con los cocos) y disfrutá del momento. Esta playa, con sus aguas cristalinas y su suaaaaave arena, es una de las mejores que vimos en Filipinas. Eso sí, no la vas a tener para vos sólo.

Parece mentira después de todo lo escuchado sobre El Nido, pero la playa principal del pueblo no es el paraíso de arena blanca y aguas cristalinas que muchos esperan. Para poder sacar esa foto de postal que tanto soñaste, tenés que irte a Las Cabañas o a alguna de las islas del Bacuit Archipiélago.

Relax en Las Cabañas, El Nido.

Relax en Las Cabañas, El Nido.

Dónde alojarte

El Nido es famoso por la mala relación calidad-precio que ofrece en su alojamiento. Frente a la playa, las habitaciones dobles salen arriba de los 1300 PHP (!). Si no necesitás estar en la arena, sobre Rizal St empiezan a estar los alojamientos más económicos, donde te van a pedir alrededor de 600 PHP por una doble básica. Si seguís por esa misma calle alrededor de 1 km, la misma habitación te va a costar 400 PHP. Nosotros acampamos en uno de los resorts de la playa que hay de camino a Las Cabañas por 200 PHP la noche. Bueno, “resort” no es un término que deberías tomarte muy enserio.

La zona de la playa Las Cabañas también tiene su oferta de alojamiento, pero los precios empiezan a subir a medida que te vas acercando a la playa.

Cómo llegar

Si empezaste tu recorrido por Palawan desde Corón, la única opción de barcos regulares a El Nido es con alguna de las compañías turísticas. El recorrido tarda alrededor de 8 horas y cuesta… aterrate con el precio… ¡¡¡1800 PHP!!! Hay tres empresas que hacen esta ruta, todas tienen el mismo precio y crearon su monopolio. Salen todos los días excepto los domingos.

Pero cuando pensás que todo está perdido, el queridísimo Couchsurfing te vuelve a salvar. No, pará, pará… no hay un alma bondadosa que le paga el viaje a los turistas, pero hay una opción mucho más recomendable que la del barco turístico. En el foro por lo general hay locales que organizan el traslado desde Corón a El Nido parando en las islas que están en el camino. En total se tarda 3 días y vas a poder hacer el Island Hopping y el traslado pagando mucho menos que haciendo los dos por separado. Para más información, chequeá el foro de Couchsurfing donde publican las últimas novedades.

Si querés llegar a dedo desde Port Barton, lo más probable es que hagas el viaje en dos tramos: el primero desde Port Barton hasta Roxas, donde está la intersección con la National Hi-Way. Este primer tramo no es nada fácil, nosotros esperamos cuatro horas hasta que un camión nos levantó. El segundo tramo ya es bastante más sencillo y no deberías tener ningún problema en conseguir un viaje.

Si no querés viajar a dedo, hay jeepneys desde Port Barton hasta Roxas, bastante más incómodos que cualquier camión que te pueda frenar. Desde acá pasan buses (opción más económica) y camionetas (opción más rápida) muy seguido hasta El Nido.

Desde Puerto Princesa: este tramo es el más transitado de todo Palawan, por lo que es muy probable que haciendo autostop consigas un viaje non-stop. Pero si todavía seguís queriendo tomar los lentos e incómodos buses, bueno, no te preocupes que hay varios por día. También están las camionetas que hacen el recorrido a toda velocidad.

Port Barton

Port Barton es un pequeño pueblo que empezó a crecer turísticamente hace uno pocos años. La dificultad de acceso hace que el crecimiento sea más lento, pero sí, en un futuro no muy lejano puede convertirse en el próximo El Nido, en especial si asfaltan el camino que lo comunica con la National Hi–Way. El ambiente todavía es relajado, pero de a poco se empieza a notar que el pueblo depende cada vez más del turismo, y los boteros y motoqueros empiezan a atentar contra esta pasividad. Visitalo ahora, que todavía no hay edificios de dos pisos, y cuando el lugar sea un boom vos vas a poder decir, “cuando yo fui a Port Barton, allá por 2013…”

Port Barton, todavía un tranquilo pueblo

Port Barton, todavía un tranquilo pueblo

Dónde alojarse

Viniendo desde El Nido te vas a aliviar un poco al escuchar el precio de los alojamientos. Podés conseguir cabañas (más bien chozas) frente a la playa por entre 400 y 500 PHP. Nosotros acampamos en Princesa Michaella’s por 200 la noche, ubicada a 200m de la playa. Fue la primera vez que alguien les preguntó para acampar y al principio no sabían qué decirnos. La madre nos dijo 500 PHP (¡más caro que las habitaciones!) pero los hijos rápidamente la hicieron volver a la realidad. Estaban muy entusiasmados con la idea y hasta nos sacaron fotos. Si tenés una carpa es un buen lugar para quedarte, con baño, cocina y un cuidado jardín. Además, la familia que lo atiende es muy amable. Si no tenés carpa y no conseguiste nada barato frente a la playa, las habitaciones con baño compartido cuestan 400 PHP.

Cómo llegar

Como te dijimos antes, llegar a Port Barton envuelve dos tramos bien diferenciados. Uno es llegar desde El Nido (168 km), Puerto Princesa (100 km), Taytay (108 km), o donde estés, hasta la intersección que se desvía de la National Hi-Way y te lleva a Barton. Esta intersección está en Roxas, pero no el pueblo sino que en las afueras, por eso aclarale al conductor que querés ir a Port Barton, para que no te deje en el centro de Roxas. Ese es el tramo sencillo, ahora viene lo más difícil. Una vez en la intersección te quedan 26 kilómetros de piedra y tierra por delante. Vas a tener a los conductores de trycicles gritándote desesperados por llevarte. Si no querés tomarlos, entonces ignoralos, deciles que te vas a esperar el jeepney o que querés hacer todo el tramo caminando porque sos un duro. Caminá por la calle de tierra hasta que los hayas perdido de vista y esperá… y esperá porque puede venir para largo. Preguntá a qué hora pasa el último jeepney por las dudas. El camino está en muy mal estado y un camión puede tardar una hora y media en hacer los 26 kilómetros.

Si viajás en transporte público, hay buses que hacen la ruta El Nido – Puerto Princesa constantemente. Pedí que te dejen en la intersección a Port Barton y desde ahí podés tomar un jeepney o, si ya se fue el último, un trycicle que te va a costar bastante caro.

Qué hacer

Sí, adivinaste. Otro pueblo en la playa, otra vez island hopping. Desde ya que al ser un lugar bastante menos visitado que Corón o El Nido no vas a ver otros diez grupos de turistas yendo a las mismas islas que vos, pero igualmente no vas a tener problema en organizar el tour. El precio es PHP 600 por persona, con un mínimo de dos pasajeros.

Si los island hopping están empezando a apretarte el presupuesto, o simplemente no sos un amante de los tours, lo mejor para nosotros es hacer la caminata (3 – 4 km aprox.) hasta White beach. La playa honestamente no es de lo mejor que hayamos visto en Filipinas, pero es muy tranquila y el camino para llegar es ameno.

Como en El Nido, la playa principal del pueblo deja bastante que desear. Está bien para una caminata al atardecer o para sentarte a tomar una cerveza, pero no para pasar todo el día acompañado de los boteros que te preguntan si querés hacer un tour.

Recomendaciones del que ya fue

Esquivando los restaurantes, el mejor lugar para comer es Cacayan (o Gacayan) la única karinderia del pueblo que tiene platos por 50 PHP con arroz incluido. Es una distinguible casa rosa, y su eslogan los dice todo: “the affordable restaurant in Port Barton”.

Si querés tomarte una cerveza a la tarde, la gran promo la tiene el resort El Dorado , que entre las 4 y 6 PM vende varias marcas a 35 PHP. Sí, es el mismo precio que en cualquier kiosco, pero la diferencia es que tiene mesas en la playa.

¿Jugó Vélez y querés ver los goles del partido? Olvidate, internet (si es que hay) es caro y lento. Si necesitás algo un poco más urgente, se supone que hay un cyber, pero cuando fuimos estuvo siempre cerrado. Tres resorts más tienen wi-fi (Summer Homes, El Dorado y Green View) que no andaba cuando fuimos pero según los que lo usaron es demasiado lento. La última esperanza si realmente estás desesperado es el popular restaurante Jambalaya, pero sus computadoras sólo pueden usarlas los clientes que gasten más de 200 PHP y sólo por media hora.

Los nenes se reúnen a mirar la novel en el restaurante económico de Port Barton

Los nenes se reúnen a mirar la novela en el restaurante económico de Port Barton

Río Subterráneo de Sabang

Cerca de la localidad de Sabang, 50 kilómetros al Norte de Puerto Princesa, se encuentra el popularísimo Río Subterráneo. Es una de las cartas fuertes de turismo en Filipinas, junto con Boracay, las Chocolate Hills (isla de Bohol) y las terrazas de arroz de Hapao. En 2012 fue declarado una de las nuevas 7 maravillas naturales del mundo, y obviamente ahí estaba el gobernador Hagedorn con su gorrita y el puño en alto, como si el mismo lo hubiese creado.

Te imaginarás que no sos el único que tiene la idea de darse un paseo por este río. Para controlar la cantidad de turistas que pueden visitar el Río Subterráneo (alrededor de 600 al día), es necesario sacar un permiso de visita. Si querés hacerlo de manera independiente, el mismo se saca únicamente en el “Coliseum” de Puerto Princesa u online desde la página oficial. Si no, hay varias agencias de viaje que van a estar listas para hacerlo por vos.

Los cupos se llenan con bastante anticipación, por eso, si sabés la fecha exacta en la que querés visitarlo, es recomendable reservar online. Pero si no tenés planes fijos, podés intentar conseguir un lugar el mismo día. Todos los días se guardan 100 lugares para los “walk in”, si llegás antes de las 8 am tenés muchas probabilidades de conseguir uno. De Lunes a Jueves tenés muchas más chances de conseguir el permiso.

Por decisión personal no visitamos el Río Subterráneo, por eso no está marcado en el mapa. Como experiencia le podemos decir que dos viajeros que conocimos consiguieron el permiso el mismo día presentándose en el Coliseum bien temprano a la mañana.

1- Puerto Princesa 2- Quezón 3- Rizal 4- Nagtabon

1- Puerto Princesa 2- Quezón 3- Rizal 4- Nagtabon

Puerto Princesa

Puerto, como es conocida por lo locales, es la capital de Palawan. Como ya leíste en el posteo 10 cosas que odio de tí, Filipinas, las ciudades de este país no se caracterizan por ser muy agradables, al contrario, generalmente son un caos de tránsito, gente y contaminación. Esta no es la gran excepción, pero tampoco es un lugar que vayas a odiar.

El arrogante gobernador Hagedorn se jacta de haber logrado una “ciudad verde” por haber puesto tachos de basura en varias esquinas, aparecer en publicidades plantando árboles (nunca dicen cuántos taló) y haber cortado el pasto de las plazas y veredas. Cuando nosotros fuimos, estaba en plena campaña y sus pósters estaban por todos lados, eso sí, según dice son 100 % biodegradables (¡ja!).

Dónde alojarte

Las opciones de alojamiento están concentradas en la calle principal (sí, otra vez Rizal St) o cerca del puerto. Vas a poder conseguir una habitación básica con baño compartido por 400 PHP la noche.

Nosotros nos alojamos en la casa de Jonathan, un chico que conocimos en Couchsurfing y parece ser el referente en la ciudad, ya que con su bondad y hospitalidad abre sus puertas para ayudar a quien lo necesite. Cuando fuimos, había 6 viajeros más, pero llegó a alojar hasta 17 personas a la vez (!).

Cómo llegar

Si estás en Corón, hay un barco que hace esta ruta. Se trata del anárquico Razdna, un buque carguero pero que también puede llevar algunos pasajeros. No tiene fechas de salidas regulares, sino que va cuando tiene que llevar mercadería. Si coincidís con el Razdna durante tu visita, considerate afortunado. Nosotros intentamos insistentemente pero sin éxito, el barco nunca apareció a pesar de que nos dijeron que ya estaba llegando. En el puerto nadie sabe cuándo llega ni cuándo se va, la única manera de averiguarlo es preguntando a todos en el puerto y pidiendo si se pueden comunicar con la oficina de Razdna. Aparentemente el recorrido cuesta entre 1000 y 1300 PHP.

Desde El Nido es casi tan fácil conseguir un viaje a dedo como tomar los frecuentes buses y camionetas que hacen la ruta todos los días. En total son 228 km y se tarda aproximadamente 5 hs.

Qué hacer

Puerto de Puerto Princesa

Puerto de Puerto Princesa

Si bien Puerto Princesa es la ciudad más visitada de Palawan, en realidad se usa como base para recorrer los alrededores o para ir al Río Subterráneo, pero igualmente una caminata por el puerto al atardecer o una visita al mercado van a mantenerte ocupado.

Durante tu estadía en Puerto, no te pierdas la oportunidad de ir a conocer a los presos de una cárcel sin rejas en Iwahig Prison and Penal Farm, donde los reclusos no viven en celdas sino en las casas que ellos mismos construyen, y trabajan la tierra para generar ingresos.Para leer más sobre nuestra experiencia en este curioso lugar, no te pierdas el posteo “Conociendo a los presos de una cárcel sin rejas”. Está a 17 km del centro de la ciudad, y hay frecuentes multicabs que te van a dejar en la puerta.

Recomendado

Creemos que acá estamos revelando uno de los grandes secretos de Filipinas. Nos gustaría guardarlo para nosotros solos, pero ustedes saben que toda la información que tenemos es para compartirla con ustedes.

La playa idílica que les presentamos se llama Nagtabon. Está ubicada a sólo 40 kilómetros de Puerto Princesa, pero pocos la visitan. De hecho si mirás en el mapa, está en la costa Oeste, cruzando toda la isla, pero ya viste lo angosta que es Palawan.

Si estás viajando a dedo vas a tener que tomar la ruta que va en dirección Norte. Es conveniente pasar la estación de buses, porque muchos de los autos que salen de la ciudad van hasta ahí. Entonces si te dicen que sólo van a la terminal, aceptá el viaje, va a ser mucho más fácil que el próximo auto te lleve hasta Bacungan, el pueblo ubicado en la intersección que te lleva a Nagtabon.

También hay multicab que te llevan a este pueblo.

Una vez en Bacungan, son 8 kilómetros hasta la playa.Si no querés caminar vas a tener que tomar un trycicle o esperar el poco frecuente multicab.Estamos hablando de una playa oculta, así que el camino lejos está de ser el más transitado. Nosotros conseguimos un corto viaje de dos kilómetros en un camión cementero que estaba trabajando en las obras de construcción de la ruta, pero el resto del camino de ida y vuelta lo hicimos a pié.

Y después de transpirar bajo el duro sol… ahí estaba ella. Blanca, mullida, impoluta, libre de piedras y plantas, refrescante y cristalina… vacía.

Nagtabon, una de las joyas ocultas de Palawan

Nagtabon, una de las joyas ocultas de Palawan

Si querés pasar la noche en Nagtabon podés acampar en Hawaiiana Cove, el único del pueblo, por 200 PHP. También tienen cabañas por 700 PHP la noche hasta cinco personas u 800 PHP más de cinco personas, una ganga si estás en un grupo. Otra opción como siempre, si no necesitás un baño, es preguntar a los vecinos si te dejan acampar por algún lugar.

No te olvides de llevar comida porque en Nagtabon no hay ningún negocio donde comprar. Las karinderias están en Bacungan y por el camino hay algunos tristes kioscos.

Dijo nuestro amigo Jonathan:

“Ni El Nido, ni Port Barton… para mí, que viaje mucho por Palawan, la mejor playa de toda la isla está en Nagtabon. Y ni siquiera la conoce mucha gente, pero cuando la ruta esté terminada, las cosas van a cambiar.”

Dato de color

Si sos vegetariano, Puerto Princesa va a ser tu lugar preferido en Filipinas, ya que tiene no sólo uno, ni dos… sino que cuatro restaurantes vegetarianos para que hasta te puedas dar el lujo de elegir dónde ir. El que mejor relación precio-calidad ofrece es Vegetarian Haus, que está ubicado en Burgos St, a pocos metros del correo central.

Aporawan (o casi Aporawan)

El mismo couchsurfer que nos recomendó ir a Nagtabon, nuestro lugar en Filipinas, nos aconsejó también visitar la playa de Aporawan, más específicamente la que está junto al pueblo Santo Niño.

Si bien está a sólo 86 km desde Puerto Princesa, llegar no va a ser tarea fácil, o al menos viajando a dedo. El tramo Puerto – Intersección Aporawan es muy fácil, ya que pasan muuuchos vehículos que te pueden llevar, incluyendo buses y jeepneys. Los últimos 41 km son el tramo complicado, ya que la mayoría de los vehículos van solamente hasta Napsan, un pueblo a mitad de camino. Una camioneta nos acercó hasta unos 6 km pasando Napsan, hasta Cabuyao, un pueblo muy chiquito que nos recibió de la mejor manera, y nos dejaron acampar en uno de los jardines. Al día siguiente esperamos 5 hs en la ruta, pero no pasó nadie y la lluvia no quería dejarnos solos.

Si ves que hay un sol que raja la tierra y te estás desesperando porque no pasa ningún auto que te lleve, entonces podés tomar el jeepney que pasa a la tarde y va hasta Santo Niño.

A causa de una lluvia torrencial, y que al día siguiente teníamos que tomar un ferry desde Puerto Princesa, decidimos pasar una segunda noche con los amigables habitantes del pequeño pueblito, esta vez durmiendo en la iglesia acompañados por perros, cabras, gallinas y una estatuilla santa con la cabeza rota. Dejamos que vos mismo descubras Aporawan. Eso sí, no te olvides de contarnos tu experiencia.

Durmiendo en la iglesia cerca de Napsan.

Durmiendo en la iglesia cerca de Napsan.

Quezón

Es la puerta de entrada al Sur de Palawan. No mucha gente se queda acá, ni tampoco era nuestra intención, pero ya saben cómo es esto de los viajes y que se va haciendo camino al andar…

Resulta que estábamos haciendo dedo en la poco conocida localidad de Narra, cuando Benjie, un treintañero que trabaja recorriendo los campos de arroz y controlando que los granos sean de calidad, frena por nosotros. Muy contento de tener compañía durante su viaje, nos dice que va hasta Quezón, unas 5 horas hacia el Sur. Nuestro destino final era más al Sur todavía, en Rizal, así que nos vino bárbaro.

Cuando llegamos a Quezón ya se estaba haciendo de noche, por lo que decidimos dejar el tramo hasta Rizal para el día siguiente. Benjie, muy contento de nuestra decisión, nos invitó a quedarnos en la casa de una familia amiga, quienes nos recibieron como si fuésemos parte de su familia. Estas son las cosas que nos hacen elegir seguir viajando a dedo.

Qué ver

Los pocos turistas que vienen a esta parte de Palawan, lo hacen para visitar las Cuevas Tabon, un conjunto de cuevas donde se encontraron restos humanos de más de 47 mil años (los más antiguos del país). Un guía es obligatorio para visitarlas, para eso tenés que consultar en el Museo Nacional, ubicado en el centro del pueblo.

Para el atardecer no te pierdas un paseo por la zona del humilde y agitado puerto, donde vas a caminar entre palafitos. A la mañana es más activo, pero a la tarde están esos atardeceres que parecen salidos de una galería de arte.

Atardecer en Quezón.

Atardecer en Quezón.

Dónde alojarse

Si pensás pasar la noche acá, hay algunas opciones de alojamiento cerca de la playa, pero no precisamente orientadas a mochileros (no esperes una playa paradisíaca).

Cómo llegar

Desde Puerto Princesa son 168 kilómetros y se tarda alrededor de 3 horas en llegar. Hay buses y camionetas que transportan pasajeros, y viajar a dedo es totalmente posible.

Rizal

En Rizal, nos alojamos en la casa de la maestra de la escuela.

En Rizal, nos alojamos en la casa de la maestra de la escuela.

Caminar por las polvorientas calles para conocer un pueblito rural no turístico es la mejor actividad para hacer en Rizal. Como rara vez lo visitan extranjeros, todo el pueblo va a notar tu presencia y te van a dar sonrisas de bienvenida. Seguramente te cruces a un alemán un poco raro con su esposa filipina. Se vino a vivir a Rizal hace unos años y no parece estar muy conforme con su decisión. Va a estar contento de hablar con vos.

También podés visitar la ex base militar estadounidense que está a la orilla de la playa. En este lugar, donde alguna vez las armas fueron moneda corriente, hoy funciona una pequeña escuela primaria.

Acá más que en otras partes, cuidado con los mosquitos. Es zona de malaria y al atardecer estos insoportables insectos están en su peor momento. Usá repelente y dormí bajo una red mosquitera.

Qué comer

En el mercado hay dos “must” para probar. Podés empezar con el Chaolong, una sopa de fideos gruesos de arroz con carne y verduras, es la versión filipina de la tradicional sopa vietnamita phó. De postre, el potente Bilo-bilo te va a hacer transpirar pero te va a subir las energías como pocos. Es una sopa de leche de coco, bolas de arroz glutinoso, sago (bolitas de almidón de palmera), banana y otras frutas tropicales.

Dónde alojarse

En la entrada del pueblo hay un hotel llamado Travelers Inn, aunque estaba cerrado cuando fuimos y no parece tener planes de reabrir. Nosotros nos quedamos con Beth, una maestra de la escuela que conocimos por medio de Couchsurfing.

Cómo llegar

Desde Puerto Princesa hay algunas camionetas que van directamente hasta Rizal (294 km). Otra opción es ir hasta Quezón y desde ahí tomar un bus o jeepney hasta Rizal.

El tramo Quezón – Rizal (126 km) no es muy transitado, pero igualmente pudimos hacer autostop sin problema. Si bien no es un tramo muy largo, la ruta está en mal estado y a causa de esto se puede llegar a tardar hasta 3 horas.

Tomate tu tiempo para recorrer Palawan, esta isla es mucho más que tres destinos. Así como Ocam Ocam o Nagtabon, hay un sinfín de oportunidades para encontrar tu propia “última frontera”. Ah, y si ves un póster de Hagedorn flotando en el río, no te preocupes ¡son 100% biodegradables!

No te pierdas el video de nuestra selección de playas poco visitadas de Filipinas. ¡¡Qué ganas de estar ahí!!

Marcando el Polo. Blog de viajes por Asia y Oceanía

Este posteo es parte del Proyecto Eliminando Fronteras, que consiste en unir Asia desde Filipinas a Turquía por tierra y mar. Para enterarte de qué se trata, hacé click acá.


Otros posteos relacionados del Proyecto Eliminando Fronteras:

– Viajando con los cinco sentidos: sabores de Filipinas

– ¿Cómo es viajar a dedo (autostop) en Filipinas?

– Cuyo y la relatividad del “ahí no hay nada”

– Conociendo a los presos de una cárcel sin rejas

– 10 cosas que odio de tí, Filipinas

– En la ciudad de Ángeles, faltan los santos

– La magia de los pueblos fuera del mapa

– Manila, sonrisas en el caos

Batad, las terrazas de arroz que valen un ojo de la cara

Si estás planeando un viaje a Filipinas no te pierdas:

– Visas y vacunas para viajar a Filipinas

– Presupuesto mochilero para viajar por Filipinas

– Itinerario del viaje por Filipinas y Cuándo ir

Anuncios

14 Respuestas a “Palawan: guía para viajar de lo turístico a lo oculto

  1. Cuanta info!!! completísimo el posteo. Estoy planeando un viaje por el sudeste y esto me viene muy bien. Sigan asi que me organizan todo el viaje jajaja!! Saludos

  2. Aunque diferimos en varios aspectos en la filosofia de viajes, te aporto otra playa que no mencionas y es de facil acceso, se puede acampar, vas a estar solo y es un paraiso. Se llama Nac Pan beach, desde El nido se puede ir en moto en direccion norte y llegas en 25 minutos, Hay que preguntar a los locales porque hay una interseccion a mitad de camino y creo que habia que tomar la izquierda(por eso preguntar) luego de pasar 3 puentes el camino se torna muy chiquito y despues de pasar por una pequeña comunidad de la gente mas amable de filipinas llegas a nac pan beach que es un paraiso escondido y secreto.

  3. Hola! de nuevo yo por aqui, escribiendoles directamente desde Manila. Llegamos hoy, un calor sofocante de 36 grados, pero ya estamos ubicados y preparandonos para ir a Palawan. Nos gustaria hacer lo mismo que hicieron ustedes o parecido… vamos a ver si conseguimos pasajes en el bote.
    Una pregunta… cuanto tiempo tardaron en recorrer todo Palawan? y otra mas… cuanto tiempo en total tuvieron para Filipinas? y una ultima… cual fue el presupuesto diario promedio que calcularon?
    Nada mas, prometido!
    Mil gracias chicos y nos mantenemos en contacto.

    • Hola chicos! En Palawan estuvimos 19 dias, pero recorrimos bastante y lo hicimos tranquilos. En Filipinas estuvimos dos meses en total. El presupuesto… justamente estamos escribiendo un articulo sobre eso, en estos dias lo publicamos cuano tengamos internet. (ahora estamos en una compu prestada, por eso no podemos poner las tildes).

      Saludos y buen viaje!!

  4. hola,
    me encanta vuestro blog.
    La semana que viene vamos nosotros para allá y me gustaría saber si hay muchos mosquitos en Palawan y si realmente hay tanto peligro de malaria como nos cuentan desde sanidad exterior o bien con ir con cuidado es suficiente.
    muchas gracias!

    • Hola Ana, hay mosquitos pero tomando las precauciones necesarias no deberían tener problemas. El riesgo de malaria está, pero nosotros no tomamos ninguna pastilla, solamente usamos repelente y todo estuvo bien.
      Buen viaje!

  5. Bueno primer comentario, luego de leer más de 15 artículos de la página, me dispongo a decir que este post es increible! Guardo para un futuro viaje a Filipinas! Ahorro para el avión para allá y listo! Low Cost bienvenido!! Lo único que cero hostels con habitación compartida veo.. Así que habrá que usar Couchsurfing nomás!

    • Hola Yami! Muchas gracias por la buena onda! Sí, en Filipinas hay muy pocos hostels con habitación compartida, aunque en el Norte de Luzón, la isla principal, hay algunos. Pero lo mejor es hacer Couchsurfing, son la mejor onda!! Saludos!!

  6. Estupendo enfoque el de vuestro blog. Ando aquí atrapada en El Nido,efectivamente muy sobrevalorado. Espantada por la concetracion de basura en los island hopping y ciertos “touroperadores” que echan las colillas de sus cigarros al mar(!) a partir de mañana nos refugiaremos en NacPan beach. de

  7. Hola chicos! me voy a filipinas en unos dias y les queria preguntar si saben si conviene reservar el barco de Manila a Palawan por internet o es mejor comprarlo alla dorectamente, tienen idea? voy con pocos dias y como sale una vez por semana tengo miedo de quedarme sin lugar, gracias!!! Besosss

    • Hola Karen! Por lo que sabemos, no se puede reservar por internet. La “oficina” es sólo un puestito en el puerto. Andá apenas llegues a Manila al puerto a comprar el ticket y no deberias tener problema, mucho más no podes hacer…

      Buen viaje!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s