Laos, más allá del tubing

Trece años después de su nacimiento, el tubing llegó a su fin. Hoy son muchos los desilusionados ante esta noticia y los que dudan de los atractivos que este país tiene para ofrecer. En estos trece años, Laos dejó de ser un ignoto para pasar a ser una parada casi obligada en los circuitos mochileros por el Sudeste Asiático. El boom turístico mochilero no llegó por un repentino interés en la arquitectura de Luang Prabang o por la curiosidad de conocer el tranquilo interior del país. Llegó de la mano del alcohol barato, la fiesta “exótica” y la diversión asegurada. Llegó de la mano del tubing en Vang Vieng, un pasatiempo con sanos orígenes que se convirtió en el pecado de un país inocente.

Caminando por el tranquilo puente de Nong Khiaw.

El tubing nació en 1999, con la idea de un granjero de Vang Vieng que decide darle como recompensa a sus trabajadores un paseo en goma de tractor por el rio Nam Song cuando la jornada laboral terminaba. La idea gustó y los locales se sumaron a la iniciativa. A los locales se le sumaron los pocos turistas que llegaban a este pequeño pueblo y con éstos, la apertura de los primeros bares a la orilla del rio. Una genial idea que beneficiaba a todo un pueblo, que se veía en la necesidad de satisfacer la demanda de sus nuevos visitantes. Se multiplicaron los alojamientos, los negocios, el transporte, el merchandising y, desde ya, los bares a la orilla del rio, además del agregado de sogas o cañas de bambú para facilitarle el acceso a los que venían bajando por el rio. Pasearse con una remera de “In the tubing” o con un brazo o pierna quebrada por las rocas del rio eran motivo de orgullo. El negocio creció como nadie se lo imaginaba, llegó la música a todo volumen, las drogas, más alcohol, y con esto los heridos y las muertes (más de 20 en el 2011) por imprudencia.

Hasta que un día la fiesta se terminó. La polémica por las muertes hizo que el ascenso meteórico de Vang Vieng llegue a su fin. Los bares fueron clausurados y el Nam Song de a poco recupera algo de la tranquilidad perdida.

Desde ya que el país va a sentir este impacto, tal vez cambiando cantidad de visitantes por calidad, si por “calidad” entendemos viajeros con genuinos intereses en conocer la cultura del país y no sólo de paso por un poco de fiesta.

Y ahora, ¿qué podemos esperar de Laos?

Luang Prabang se viste de fiesta.

Con esta noticia trágica para muchos empezamos a escuchar de gente replanteándose su ruta por la región. Si el tubing ya no existe, entonces ¿qué sentido tiene pagar la visa para entrar a Laos?, mejor pasar más tiempo en las playas de Tailandia.

Nosotros estuvimos en Laos en 2009, con el tubing en auge, pero decidimos hacer una ruta alternativa por el Norte. La idea de conocer lugares como Nong Khiaw o las cuevas de Vieng Xai nos parecía mucho más interesante que compartir nuestros días con miles de borrachos o aspirantes a serlo. No es que condenamos a cada uno de los que puso un pie en Vang Vieng en estos últimos trece años, solamente que el “producto tubing” está muy lejos de coincidir con nuestro estilo de viaje y preferimos no formar parte.

¿Qué vimos en nuestra ruta por el Norte?

Luang Prabang

Si llegás a Laos desde el Norte de Tailandia, vas a ser recibido por Luang Prabang, principal centro turístico del país. En realidad vas a ser recibido por los comisionistas de hoteles de Luang Prabang, pero como sea, llegaste a una ciudad hermosa. El lugar no escapa a la gran influencia mochilera, con bares, panaderías, restaurantes, agencias de viajes, guesthouses y puestos con los suvenires típicos de la zona, pero mantiene su esencia. La mejor manera de apreciarla es levantándote temprano (entiéndase, bien temprano) a la mañana para caminar sus calles teñidas de naranja por los monjes budistas que peregrinan en busca de ofrendas diarias, visitar los mercados en su mejor momento y disfrutar de la tranquilidad antes de que los turistas se despierten. Y si no te querés levantar temprano, igualmente vas a poder apreciar la fusión de arquitectura francesa con templos budistas, comer unas baguettes después de tanto pad thai y fried rice y bañarte en las cascadas Tat Kuang Si a 30 km.

Mercado en Luang Prabang.

Peregrinación matutina de los monjes budistas en Luang Prabang.

¿Cómo llegar? La manera más común es llegar desde el Norte de Tailandia en slow boat por el rio Mekong. Este viaje en bote dura dos días, con una parada en Pak Beng para dormir, donde no vas a tener problema en conseguir alojamiento ya que el pueblito vive casi íntegramente de eso. Algunos prefieren hacer el recorrido a toda velocidad (6 horas) en los speed boat, pero no lo recomendamos. Tomalo como un paseo, salvo que estés perdiendo un vuelo o al amor de tu viaje ¿qué apuro tenés en llegar?

Desde Vientane (capital del país) hay varios buses diarios que tardan aproximadamente 11 horas.

Sigue la fiesta en Luang Prabang.

Nong Khiaw (Muang Ngoi)

Llegada a Nong Khiaw.

A cuatro horas de Luang Prabang está este pueblito rural donde lo mejor para hacer es relajarse y caminar por los alrededores. No esperes tener el día lleno de actividades, visitar templos, museos, volver a la gesthouse cansado, bañarte y salir a pasear a la noche. No, esa no es la idea de venir a Nong Khiaw, y aunque sea la tuya, simplemente no lo vas a poder hacer. Es un lugar para disfrutar de la tranquilidad, irse a dormir temprano cuando la electricidad se termina, pasar un largo rato en el maravilloso puente que cruza el rio Nam Ou apreciando el paisaje o cruzar las plantaciones de arroz hasta llegar a las cuevas Tham Pha Thok (30 min caminando desde el puente) donde los locales se refugiaron de los bombardeos durante la guerra de Vietnam.

Vista desde las cuevas de Nong Khiaw.

¿Cómo llegar? Desde Luang Prabang hay camiones diarios que nos llevan a Nong Khiaw. Muchas veces los locales te van a avisar que llegaste a Muang Ngoi, recordá que están hablando del mismo pueblo y no del vecino Muang Ngoi Neua, al que sólo se puede llegar en bote.

Calles de Nong Khiaw.

Vieng Xai

Podría ser otro típico pueblo rural laosiano, con sus calles de tierra, parrillas callejeras cocinando garras de pollo, nenes jugando en la calesita y el paisaje kárstico tan típico de la zona. Pero ese paisaje que tanto nos gusta fotografiar tiene un secreto (ya no tan secreto). Durante la Guerra de Vietnam, al que igual que en Nong Khiaw, las cuevas de Vieng Xai funcionaron como refugio para los locales, pero a diferencia de otras, también sirvieron de base de operaciones del Partido Revolucionario laosiano para gestar la revolución comunista.

Vieng Xai.

Pensalo en grande, no te vas a encontrar simplemente con una cueva, sino con un conjunto impresionante de “pueblos” ocultos en las montañas donde vivieron más de veinte mil personas, con diminutas “habitaciones”, salas de reuniones, templos, oficinas gubernamentales, depósitos de armas, mercados, comedores, hospitales y hasta un teatro. Por ahora seis de estas cuevas están abiertas al público y funcionan como museos de la Revolución. Todas están a distancia caminable desde el pueblo.

¿Cómo llegar?  Desde Luang Prabang no hay buses directos a Vieng Xai. Vas a tener que tomar uno hasta Sam Neua (16 – 17 hs a pura curva) y acá es fácil conseguir camiones desde la terminal hasta Vieng Xai (menos de 1 h). Si tu ruta sigue hacia Vietnam, podés conseguir transporte desde este pueblo hasta Hanoi.

Nenes jugando en la calesita de Vieng Xai.

Los bares que le daban vida al tubing podrán haber cerrado, al menos por ahora, pero no subestimes el poder seductor de Laos. Estos lugares por los que nosotros viajamos son sólo un ejemplo de lo tanto que hay por conocer en este país, a pesar de que algunos crean que ya no hay razones para visitarlo.

Nosotros ya estamos pensando en volver a Laos. Y vos, ¿ya estás pensando en tu ruta por este cautivante país? Si ya fuiste… ¿qué es lo que más te gustó?

Marcando el Polo. Blog de viajes por Asia y Oceanía

Si este posteo te interesó, no te pierdas: Siguiendo una mariposa: guía para visitar Angkor
Anuncios

12 Respuestas a “Laos, más allá del tubing

  1. Hola chicos!! buenisimo el blog! y genial que no paren de viajar! nosotros estuvimos 4 meses por el Sudeste Asiatico, y volvimos hace 3. No saben como extrañamos!! Laos particularmente nos encantó! Estuvimos en Vang Vieng, de paso, porque no queríamos hacer tubing ni nada, sino recorrer los alrededores en bici… pero el ambiente nos pareció un horror de borrachos haciendo espectaculos lamentables en la calle, y encima, te cobraban por TODO! por ejemplo, por cruzar el puente 2 dolares! huimos de ahi a primera hora de la mañana siguiente!! con todo lo lindo que tiene Laos, no vale la pena perder tiempo en Vang Vieng… Sigan viajando!! Saludos desde Argentina!!

  2. Un post muy interesante, tambien decidimos optar por no ir a los sitios conocidos por sus fiestas y consumo de alcol, Laos es ante todo un país místico donde puedes sentir paz y tranquilidad cuando sopla el viento y se agitan las hogas de los árboles :-). Luang Prabang nos encantó.

  3. Deseando que comience el viaje, Laos es un si o si en nuestro viaje de este año a Asia, así que esta buena entrada nos va de perlas, gracias chicos y seguir viviendo el viaje!

    Un fuerte abrazo!

    • Este año nosotros también estaremos volviendo a Laos. Nos llevamos muy gratos recuerdos y nos quedó mucho por conocer, así que tal vez nos crucemos entre templos y beer lao!

  4. ay! porqué no fueron a Vietnam todavia! jajaja felicitaciones chicos!!! felicitaciones sinceras!!! haré este mismo viaje que ustedes por Laos! gracias por el post!

    • Hola Cami!! Gracias!!
      Sii, fuimos a Vietnam, pero en el 2009. En unos meses vamos otra vez. Lo que pasa es que viajamos hace casi 5 años, pero el blog lo abrimos hace 1, asi que no llegamos a subir toooda la info de los viajes anteriores… ya vendrán los posteos!

      De nada! Y que disfrutes tu viaje por Laos!!!!!

      • Ahora entiendo porque faltan cosas y están tan completas otras!, nos fue mal en Laos pues!!
        Olvidamos un par de precauciones con la comida y estuvimos muy enfermos (yo diarrea y mi pololo vómitos) fue terrible, tuvimos que saltarnos Vieng Xai para llegar a Hanoi a tiempo (días contados para salir de asia….)…. …vida del viajero supongo.

  5. Hola chicos muy bueno su blog , tengo una una duda haber si me ayudan. Soy chilena estoy desde mayo en Auckland NZ viviendo y en enero del 2014 me voy al sudeste empiezo por singapure y quiero saber realmente si yo como chilena necesito o piden alguna vacuna especifica!! Ayuda 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s