El misterioso Castillo de los Asesinos

Valle de Alamut, Irán

Año 1090, Persia. Hassan Sabbah, religioso islamita, junto a un grupo de seguidores de la secta ismailí toman un castillo ubicado en el Valle de Alamut, al Sur del Mar Caspio. Desde esta apartada fortaleza comienzan su plan de reformación religiosa para poner fin al antiguo régimen fatimí. Este sería el comienzo de la historia de Hassan Sabbah y la secta de los Asesinos…

A pesar de ser un escuadrón pequeño lograron aterrorizar a Medio Oriente con sus selectivos homicidios políticos. Las metodologías utilizadas por su líder fueron las que alimentaron el mito de esta secta.  El viejo de la montaña, como se lo conocía a Hassan Sabbah, convidaba a sus futuros secuaces con grandes dosis de hachís, droga fácilmente adquirible en la región. Una vez que estos se dormían por los efectos de la sustancia, eran trasladados hacia un jardín paradisíaco creado en el castillo. Al despertar disfrutaban del paraíso por algunas horas y se los volvía a dormir, para luego prometerles que sólo regresarían al idílico complejo que alguna vez conocieron si daban su vida por la causa. Éstas prácticas les valió el despectivo apodo de Hashashins (consumidores de hachís) que se cree daría origen al actual término assassin (asesino).

La fortaleza perdura hasta el año 1256 cuando es destruida por la insaciable armada mongola. Es el fin de la historia, pero el comienzo de la leyenda.

Colores del otoño en el Valle de Alamut.

Será Marco Polo, quién si no, quien lleve la infamia de esta secta a Occidente. El dejó sus testimonios, y en los siguientes 750 años, la historia fue tomando carácter mitológico.

La transmisión oral sigue creando seguidores de Hassan Sabbah, ya no comprometidos con sus propósitos, pero interesados en su legado. Ese fue nuestro caso…

Y allá fuimos…

Nuestro viaje por Irán seguía un itinerario que habíamos pensado cuidadosamente, la visa nos permitía una estadía de 25 días, contando con algunos días libres en caso de imprevistos. Nos encontrábamos en Shiraz y acordamos reunirnos para cenar con dos viajeros españoles que habíamos conocido horas antes. Ellos nos transmitieron su pasión por esta historia, su entusiasmo era contagioso. La charla continuaría en una pequeña casa de té, de esas tan inspiradoras que tiene Irán. A partir de esa noche, los días que teníamos libres por posibles imprevistos ya estarían reservados. Sin pensarlo, el Valle de Alamut, aparecía como el lugar que más nos intrigaba de todo el viaje.

Para llegar tenemos que hacer una parada técnica en Qazvin, 150 kilómetros al Noroeste de Teherán, capital del país. El Hotel Khaksar alojaba a un equipo de fútbol local, cuyos entusiastas miembros, al enterarse de nuestra nacionalidad, nos darían la bienvenida, saludo casual y despedida al grito de “¡¡Messi, Messi!!”.

Desde aquí, la única manera de llegar al pequeño pueblo de Gazor Khan, base para visitar el Castillo, es por medio de un taxi compartido. El atento conserje, manager,  personal de limpieza y cocinero del hotel nos haría la reserva necesaria para el día siguiente.

Recién llegados a Gazor Khan.

Apretados en la parte trasera del savarí (como se los conoce a los taxis compartidos) emprendimos el sinuoso viaje por el Valle de Alamut. Fueron dos horas de un paisaje espectacular, con la cuasi obligatoria parada intermedia para una taza de té.

Alojados en el pequeño (entiéndase, una habitación con cinco camas para los primeros en llegar) hotel familiar Koosaran, la transmisión escrita llega a nuestras manos y nos revela el camino a seguir para encontrarnos con la inhóspita fortaleza. Su dueño nos facilita un impagable cuaderno con notas de otros viajeros y detallados mapas a mano alzada recopilados durante los años. Seguramente desempolvando los archivos podríamos encontrarnos con los planos de Marco Polo, pero los que teníamos a mano eran suficientes.

Legado de los viajeros.

Emprendimos la caminata, en 10 minutos ya estábamos en las afueras del pueblo, paseando entre medio del rojo intenso del otoño hasta encontrarnos con la montaña que esconde el fuerte. La subida fue ardua a pesar de la ayuda de los escalones construidos por el grupo de arqueólogos que excavan las ruinas. Pero llegamos, alucinados no por los efectos del hachís pero sí por la imagen paradisíaca.

El castillo, no se alza majestuoso como muchos podrían imaginar para tamaña historia, sino que, como recinto inexpugnable que intentaba ser, se esconde en el interior de la montaña, dejando en la superficie una pequeña parte de su estructura. Actualmente ya poco queda de él, pero la imaginación muchas veces es más fuerte que la realidad. Las vistas desde la cima, con la cadena montañosa de Elburz  en el horizonte y la tranquilidad reinante, nos permitieron trasladarnos por unos instantes a épocas de Hassan Sabbah.

Desde lo alto del Valle de Alamut

Sin comprometernos con ninguna secta religiosa, preferimos volver antes de que cayera la noche, la cena casera nos esperaba, el último té del día antes de dejar nuestro legado para futuros viajeros y a descansar en la habitación todavía libre, sabiendo que a las 5 de la mañana la vecina mezquita nos despertaría con sus llamados a la oración por alto parlante.

El Castillo de los Asesinos actualmente.

Anuncios

10 Respuestas a “El misterioso Castillo de los Asesinos

  1. Hola Chicos!!!!
    Recièn estuve ojeando un poco el sitio/blog. Està buenìsimo!! Los felicito!!!. Y ademàs me alegro por todo lo que estàn recorriendo y la experiencia que estàn teniendo.
    Suerte y que siga el buen viaje!!!!
    Luis

  2. Chicos… me encanta su blog… esta lleno de libertad y pasion por lo que hacen !!! este blog si que inspira!!!!! Salud por ustedes

  3. Se dice que Hassan Sabbah para demostrar el poder y las convicciones de su secta, les ordeno a un grupo de sus asesinos que se lanzaran al vacio para demostrar que ellos no temian a la muerte.
    Hay que tener en cuenta también, que este grupo era una minoría dentro de otra miniría Islámica, la cual (si no me equivoco), duro alrededor de 150-200 años. Luego se disolvio.
    Buenas Vibras desde Bs. As.

  4. Excelente Blog chicos!!!
    Les mando un abrazo y algún día, de seguro, nos cruzaremos por el camino…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s